Últimamente hemos visto a distintas modelos y celebrities en un debate continúo sobre cuál es la forma ideal de lucir las cejas. Pues bien, hemos estado investigando y hemos dado con la respuesta.

Desde hace ya varias temporadas, las cejas naturales, gruesas y muy tupidas son las que arrasan. Sin embargo, en el mundo real cada persona tenemos una forma natural que nos favorece según nuestros rasgos.  Aun así hay algunas que deciden cambiar su forma por otra muy distinta. Por ello los profesionales aconsejan que esa decisión se consulte con un experto porque merece la pena evaluar los posibles cambios.

Para ello, aquí te dejamos una pequeña guía de cómo depilarte las cejas según tu rostro:

  • Rostro cuadrado: hay que angular las cejas al máximo para obtener el efecto de alargar el rostro. El objetivo debe ser depilar las cejas de manera que consigan suavizar los rasgos faciales y desviar la atención de la mandíbula.

lebeautylab

  • Rostro redondo: evitar la ceja recta y la redondeada. Para dar la impresión de alargar la cara hay que darles una forma angular, con arco pronunciado para levantar la mirada y suavizar la redondez facial. Lo ideal es que el ángulo más alto de la ceja, es decir el punto de altura del centro, refleje una V invertida.

elegimos_un_corte_para_cada_tipo_de_rostro_734554401_800x

  • Rostro triangular: evitar las cejas planas, ya que conviene redondearlas para no acentuar tus facciones y hacer que se vean más amplias. Lo ideal es depilar las cejas con una forma suavemente redondeada para suavizar los rasgos faciales y estar más atractivas.

lebeautylab

  • Rostro ovalado: son ideales las cejas redondeadas o ligeramente arqueadas, por lo que bastará con quitar los pelitos sobrantes y mantener unas cejas bonitas con ángulos suaves.