Texto por Oscar Navarro, colaborador fashionalistas.

Lo divertido de la moda es que debemos entenderla como un juego, donde las prendas son las piezas y los looks el resultado. Las tendencias siempre están dictando unas normas de juego que debemos seguir, pero como siempre se ha dicho: las normas están para saltárselas. Esta es la razón de que las modas vayan y vengan. Cuando algo ya está olvidado y estamos acostumbrados a vestir de una forma determinada, es divertido romper con los esquemas y volver a retomar lo que cayó en el desuso para reinventarlo y seguir jugando.

Partiendo de este juego podemos concebir una tendencia que últimamente podemos ver cada vez más por la calle: La superposición.  Se trata de una opción muy interesante pero con la que se tiene que ir con cuidado para no caer en errores garrafales. ¿Cómo podemos conseguir un look con superposiciones de forma correcta? Estos son unos tips a tener en cuenta.

Hay que tener cuidado con la combinación de colores y los estampados. Lo mejor es que las prendas superpuestas sean las que tengan mayor presencia de color, tejido o print. Una buena idea es que las prendas inferiores sean simple o al menos monocromáticas. Una camiseta blanca simple puede ser el lienzo perfecto para combinar con otras piezas encima.

La lencería también es tendencia, así que saquémosla a relucir. Los tops o vestidos lenceros llevan pegando fuete hace unas temporadas y la superposición es la evolución de esta corriente. Ahora que el otoño ha llegado y los tirantes de hilo ya no son nada prácticos para los días que refresca, una buena idea para seguir luciendo tus prendas lenceras es añadirle bajo un jersey de puto ceñido o una camiseta.

gggg

El terciopelo es el tejido estrella de esta temporada y sobre todo en vestidos o tops fluidos. Siguiendo el mismo esquema que con las prendas lenceras, combinar tu vestido de terciopelo sobre otra capa.

Este otoño no tendrás excusa para refugiarte de los primeros días de frío. En las capas está la clave.