RUTINAS

RUTINAS

La rutina envuelve nuestras vidas en forma de trabajo, de vacaciones, de tiempo libre… Todo acaba convirtiéndose en algo monótono a fuerza de no poner de nuestro lado para que las cosas dejen de ser lo que son, una parte más de la vida diaria.

Y como respuesta a esto un pequeño insecto vino a la mente de José Zambrano, la hormiga ‘invictus’. Pues así como ella vive encerrada en su rutina, también los seres humanos a golpe de pequeños pasos, vamos creando nuestra propia realidad. Pasito a pasito, a base de ir de un sitio a otro, de aprender el camino, de conocer nuevas rutas, de no cometer errores. Un trabajo ‘de hormigas’ que se convirtió en fuente de inspiración para su colección otoño-invierno 10-11. Para Zambrano, “una excusa para criticar el sistema en que vivimos”.

Parece difícil plasmar esta filosofía en una colección. Pero el diseñador supo transmitirnos la idea de estas rutinas a base de repeticiones en las prendas. El bolsillo sería una referencia clave en cada una de las piezas. Su ubicación difería de lo común y ocupaba nuevos espacios como la parte posterior de las chaquetas.

Y así los modelos avanzaban sobre la pasarela como lentas hormigas capaces de soportar una gran carga. Suéters oversize en apagados naranjas, camisas de líneas rectas, la falda masculina (una pieza a la que Zambrano nos tiene acostumbrados), sudaderas grises con manga corta y, la reivindicación del body como parte del armario masculino, fueron los puntos fuertes de la colección. En la base del estilismo, gorro de aviador y mini coladores de té reconvertidos en ojos de hormiga, mitones y zapatillas semi bota confeccionadas en denim. Y llegó el final. Era el turno de Zambrano quien, con paso más ligero que sus modelos, se dejó ver y respiró aliviado con la respuesta del público de la Fashion Week.


By | 2017-05-31T12:13:04+00:00 3 de Febrero de 2010|

About the Author:

Deje su comentario