Rompecabezas experimental

Inicio/FASHION, Men/Rompecabezas experimental

Rompecabezas experimental

Texto por Adrian de Banville, colaborador fashionalistas.

Londres: J. W. Anderson

En sólo un par de temporadas, Jonathan Anderson se ha impuesto como la cabeza de una nueva escuadra de diseñadores de moda masculina determinados a aplastar los rígidos tabús asociados a la disciplina desde décadas. Su originalidad consiste en una construcción innovadora de un hombre contemporáneo y versátil, suficiente desenvuelto como para jugar a su antojo con los códigos del género y la sexualidad. Provocadora e inesperada, su decisión de retransmitir su última colección en directo en la aplicación móbil gay Grindr fue su modo de demostrar los nexos íntimos entre su trabajo, la instantaneidad de la tecnología y una reincarnación de la liberación sexual en 2016.

El desfile, como sus predecesores, contenía elementos tradicionalmente asociados al vestuario femenino (abrigos de piel estampados, collares a ras del cuello y chaquetas acolchadas en colores pasteles), sin que ello travistiera la creatividad técnica y estética de esta colección juguetona y experimental.

pasarela-nueva-york

Desde que fue nombrado director creativo de Loewe en 2013, este multifacético nativo del norte de Irlanda ha conseguido darle una nueva relevancia al mundo de la moda londinense, tanto en sus colecciones para la casa española como para las de su propia marca. ¿La clave de su originalidad? Hábiles propuestas en corte y sobre todo en textura: cada desfile es una paleta de relieves y materiales diferentes, como lo comprobamos con el de otoño/invierno 2016.

En 33 siluetas, Anderson multiplicó estas propuestas: del cuero perforado a la piel de conejo, sin omitir el neopreno flexible, sintéticos brillosos o telas satinadas más delicadas, la colección nos invita a palpar con las manos (y con la mente) las infinitas posibilidades que se ofrecen a la moda masculina hoy en día. Se trata de un caleidoscopio lleno de humor y vitalidad, simbolizados respectivamente por caracoles y cremalleras dispuestos de forma asimétrica y maliciosa, de cabeza a pies.

Aunque dichos toques burlones puedan repeler por su exageración aparente a primera vista, cabe destacar que las colecciones de Anderson se asimilan a un rompecabezas en el que resulta más interesante separar cada una de las piezas en vez de sumarlas entre sí. El reto que nos sugiere el diseñador es reconfigurar sus ideas con el fin de armar un nuevo prototipo masculino: reversible, audaz y desprendido de cualquier forma de clasicismo. ¿Será éste el hombre del futuro? Nosotros no podemos decirlo con certeza, pero podemos estar seguros de que Jonathan Anderson lo hará todo para convencernos de ello.

 

Fotos Vogue Runway 

Marcus Tondo / Indigitalimages.com

By | 2017-05-31T12:12:32+00:00 22 de Mayo de 2016|

About the Author:

Adrian es editor y estudiante radicado en París. Crecido entre la capital francesa y Centroamérica, publica también artículos para ODDA Magazine. Sus temas de predilección son la moda masculina, el arte, la literatura y el cine. Se orienta hacia una carrera en la administración cultural, y está realizando actualmente una pasantía en este ámbito, en Nueva York. Adrian disfruta mucho los museos, las nuevas experiencias culinarias así como los viajes por el mundo.

Deje su comentario