MÁS ALLÁ DE LAS NUBES: BENTLEY NIGHT CALL

Inicio/EVENTS/Fashionalistas love/MÁS ALLÁ DE LAS NUBES: BENTLEY NIGHT CALL

MÁS ALLÁ DE LAS NUBES: BENTLEY NIGHT CALL

Los ecos de los aviones abrazan la noche en los túneles del viento de Farnborough.

El perfecto balance entre lo aerodinámico y la naturalidad de un elemento que, como si de un storyteller se tratara, suspende el tiempo y sumerge al espectador en una realidad de extremos: extremadamente emocionante.

 

Fashionalistas aterriza en 1957 cerca de la media noche en una nave aparentemente abandonada. La llamada.

Esa que en mitad de la noche, y entonando la melodía de Kavinsky da el pistoletazo de salida a una aventura clandestina.

Nos sentimos poderosos, la energía fluye como fuel a través por nuestras venas y sólo se detiene para respirar a través de cada poro de la piel.

 

El aire como escenario central nos empuja a adentrarnos hasta donde alcanza la vista y entonces, y sólo entonces, el fotograma se torna de blanco y negro a color.

Una paleta cromática que fusiona sombras en negro, borgoña y azul eléctrico nos da la bienvenida mientras esperamos a que el Dr. Kafka haga su aparición estelar: ya nos hemos abandonado a la erótica del poder.

 

 

Un diálogo sin esfuerzo en el que, al único que echamos de menos es al ‘feo’.

 

El ‘bueno’ y el ‘malo’ bailan al ritmo de una noche 100% radioactiva agasajados por unos asistentes que, protagonistas, ya son héroes de esta historia.

 

Densidad estridente, intriga; un ambiente decadente encarna cualquier ficción soñada y juega con la arquitectura de manera fluida, aparentemente espontánea.

 

Pero nada es casual, el temido Dr. ya se ha hecho con la escena… en las profundidades de la turbina, éste cobra vida para hacernos pasar la noche más onírica jamás vista y oída, porque a los platos HedKandi pone la Banda Sonora a la velada.

 

¿Nuestro perfecto cómplice? El V8S de Bentley*, en el que decidimos perdernos ya bien entrada la madrugada y antes de escribir el final de la historia.

 

Llamadnos cobardes, pero no nos gustan los desenlaces y preferimos dejar volar la imaginación…

 

 

 

*Un evento sin precedentes, tuvo lugar en un espacio con el heritage de una cruda historia, la Segunda Guerra Mundial.

Y es que el espacio de Farnborough Wind Tunnels se usaba durante ésta para hacer las pruebas aerodinámicas de los aviones.

En 1957 Bentley probó aquí su coche S1 y cincuenta y siete años después -el pasado 11 de julio- Fashionalistas asistía a la presentación del nuevo V8S.

Una ficción que no hacía si no conmemorar la única prueba existente de los hechos citados: una fotografía llevada a su máximo exponente a través de la viñeta.

Invitados exclusivos a un lanzamiento que hará historia cuyo leit motiv giraba en torno a un Doctor imaginario causante de una explosión radioactiva, cuyo espíritu resurge durante la noche unido a un sin fin de detalles subiendo la temperatura de noche como si fuera un bólido pero a punto de despegar.

By | 2016-03-31T18:21:41+00:00 25 de Julio de 2014|

About the Author:

Deje su comentario