Hay dos series cabecera que salen en todas las listas de “películas, series o libros sobre moda” y estas son Sexo en Nueva York, la cual traspasa las fronteras de las pantallas con Sarah Jessica Parker y Patricia Field, y Gossip Girl con su impacto sobre todo en los perfiles más jóvenes.

Entre esta última siempre ha habido una rivalidad entre todos los personajes de la serie, pero para nosotros hay un personaje que debe llevarse el título oficial de mejor vestido, vestida en este caso.

Blair Waldorf puede tener detractores pero hay algo que no es cuestionable y es su estilo plasmado sobre todo en esos acontecimientos que a mitad del capítulo hacían que la trama de la serie cambiase por completo.

Otra cosa (además de estilo) que tiene Blair, es un armario (custodiado por Dorota) repleto de vestidos y complementos de las firmas más importantes, no solo del Upper East Side, sino de todas las semanas de la moda juntas.

El primero que destacamos es el Marchesa, colección ready-to-wear de la primavera 2008. Ese vestido que lució en la segunda temporada cuando fue coronada reina gracias a, como no, Chuck Bass quien votó por ella 150 veces.

El segundo (y no los estamos ordenado por orden de preferencia ni por temporada) es este mini vestido de Burberry que acompañó con unos no muy acertados tacones.

En la tercera temporada, encontramos este vestido lleno de detalles. Un estampado floral en colores dorados y negros perfecto para cualquier ocasión, incluso podría llevarse por la noche pero creemos que está perfectamente adecuado a la mañana.

Tal vez a principios de los 2000 no se concebía llevar este tipo de vestido con unas zapatillas pero la verdad es que nosotros apostaríamos todo a esta opción a día de hoy.

El tercero es el inconfundible Oscar de la renta colección pre-fall 2010 que llevó para SPOILER lo que parecía un adiós a Chuck. Una escenificación preciosa en la estación de Paris, donde el vestido de palabra de honor con volantes casi se lleva todo el protagonismo.

Pero para que engañarnos, nosotros estábamos llorando por sus duras palabras “I don’t love you anymore”.
oscar de la renta

Damos un salto hasta la quinta temporada con dos más que no podrían faltar en esta selección y son sus dos vestidos de novia.

La diseñadora Vera Wang , quien hizo un cameo para la ocasión, diseñó las dos opciones que necesitó Blair para la boda con SPOILER el príncipe Louis. Nos fijamos en que de nuevo son escotes de palabra de honor junto con voluminosas partes de abajo.

La verdad es que no sabemos con cual quedarnos de los dos, tal vez el primero que decidió (el que lleva junto al chico solitario).

 

Volviendo al principio encontramos este precioso Eric Daman que lució con todos los complementos en el mismo color plata. Un diseño exquisito que realza la figura con muchísima elegancia. Los tirantes creando la X deseada y una larga cola que alarga los vértices.

Volvemos a la quinta con un vestido en color rojo. Un color que Blair Waldorf solía utilizar mucho en la serie, pero aunque este vestido en concreto puede no haber sido tan recordado como el anterior, merece ser mencionado. Diseñado por Reem Acra en su colección resort 2012, tiene todo lo que una reina del Upper East Side querría tener.

Por último el vestido de Elie Saab que Blair lució para su SPOILER esperada boda con Chuck Bass.

Después de haber elegido el blanco para su primera boda, no encontramos un color mejor para casarse con quien siempre lo deseó.

De nuevo vemos flores, pero no una voluminosa cola. Al revés, un vestido ajustado de mangas largas y un escote (aunque no cerrado) más recatado que los anteriores. Elegantes transparencias, un cinturón en el mismo tono y como no, una tiara, su máxima representación.

Queríamos acabar con esta imagen, ya que aunque parezca un cliché, no está de más de vez en cuando ver como se hacen realidad estas historias de amor.