Se acercan las fechas en las que muchas veces tu agenda se llena de cenas y comidas y surgen varios imprevistos.

Así que nosotros hemos hecho un resumen de los 5 imprescindibles de Navidad que deberás tener cerca esos días, para seguir siendo la fashionalista que llevas dentro.

1. El típico regalo de amigo invisible que te sirve para todo el mundo

Acabáis de hacer el sorteo en la oficina y te ha tocado una persona que (sin quererlo) no conoces mucho la verdad y la cena de empresa es en tres días.

Genial. No importa. No tienes tiempo para hacer un research sobre la persona en cuestión pero sí puedes o 1. visitar nuestro post sobre regalos originales 😉 o 2. conseguir un regalo unisex y válido para todo el mundo.

Aquí varias propuestas que puedes encontrar en Urban Outfitters:

Una bola del mundo de corcho (donde podrá poner los lugares donde ha estado o sus próximos destinos), un libro motivacional (que nunca viene mal), un termo para después de los excesos de Navidad o unos cascos, porque sí, todos los perdemos.

2. Un cambio de zapatos

Algunas de las cenas de Navidad suelen ser en tu propia casa o en casa de algún familiar, pero nunca esta mal sacar a relucir tu nuevos botines. Para ello te hacemos dos propuestas, unos bicolor bastante neutros con un toque diferente (muy de comida/cena con los suegros) y después unos botines de terciopelo (tejido tendencia de esta temporada) para una noche más especial.

Y por ello, también te proponemos unas bailarinas, por si acaso al estrenar tus nuevos zapatos hay problemas no contemplados, (o por si la noche se alarga más de lo normal).

Estas son de Zara y de nuevo en tendencia. Lazos en satén, tachuelas en las ligas y una de nuestras favoritas (odiado por muchos) la combinación de los colores azul marino y negro.

3. Una cita en la peluquería (con su debida antelación)

Antes, y repetimos antes de las fechas señaladas de Navidad deberías de tener una cita con tu peluquería. Y decimos con antelación  ya que siempre corremos el riesgo de que algo no salga del todo bien y tengas ese mismo día la cena que tanto has esperado.

Así que, a saber: “todo tiene solución con tres semanas de margen”, sobre todo si quieres cambiar un poco tu look habitual.

4. Un buen abrigo y sí, un buen “plumas”

Pese a que el “plumas” tenga sus detractores, es junto con el abrigo, una de esas prendas que agradecemos haber colgado en la percha de nuestra abuela al entrar en su casa.

Justo cuando vamos a salir (después de haber estado bien calentitos durante la cena) nos damos cuenta de que hace un frío que pela y que estas prendas son nuestro mejor aliado. Por ello un tip es que sean de colores lo más básicos posibles, para que queden a la perfección con nuestro look navideño. Entre nuestra elección de MANGO escogemos los colores gris, negro, granate y militar.

5. Un kit de supervivencia/maquillaje

Es un básico que queramos o no debe ir con nosotros en estas noches tan especiales. Puede que simplemente sea una cena familiar, pero ¿quién sabe quién te puede llamar a última hora para tomar una copa? Así que como muchas veces no somos los anfitriones y no tenemos a nuestros aliados cerca, es una buena idea tener al lado minitallas (por lo menos) de nuestros productos favoritos.

Para nosotros básicos serían:

Un pintalabios granate/rojo – Y sí debe de ser así de llamativo. Antiguamente en época de guerra, el rojo era el color más utilizado por las mujeres. No sólo por ser el más barato, sino porque era el que más duraba. (Así se convertía en el más barato, en el más rentable)

Máscara de pestañas/eyeliner – Depende de a cuál seas más fiel habitualmente. Consiste en tener algo a mano que sepas manejar perfectamente en casos de emergencia.

Y luego ya a un nivel superior…

Colorete en tonos pasteles/bronceador e iluminador – Nada de rosas fuertes. Fieles al look effortless. Y nada de pasarse con el bronceador tampoco, simplemente es el ayudante del iluminador.

Benefit tiene varios kits ya hechos que pueden ayudarte pero la verdad es que no hay nada como lo que os comentábamos arriba. Las minitallas de los productos que soléis utilizar en vuestro día a día. Es la mejor apuesta.