Jacqueline de Ribes en el MET

Inicio/EVENTS/Lifestyle/Jacqueline de Ribes en el MET

Jacqueline de Ribes en el MET

Desde Noviembre hasta Febrero, la exposición de Jacqueline de Ribes: The Art of Style ha sido expuesta en el MET de Nueva York. ¡Y ahí que ha ido nuestra colaboradora Yasmina Benabdelkrim para contarnos todo acerca de él!

 

Jacquelines de Ribes, la última reina de París, nació en 1929, justo en el año del crack donde la economía mundial se vio afectada. Pero siempre hay algunas personas a las que estos acontecimientos no le afectan de la misma manera.  Jacqueline viene de familia aristocrática, es por ello por lo que se compraba, deshacía y hacía vestidos de Armani Privé, Yves Saint Laurent y Christian Dior. Con esto no intento justificarla, de hecho creo que gracias a ello,  transformaba las piezas. De un vestido de Armani a una falda, siempre con el consentimiento de los diseñadores convertía una cosa en otra.

 

Esta exposición nos muestra un conjunto de 60 prendas de todos los diseñadores e incluso de sus creaciones. Ya que Jacqueline se estableció como diseñadora con la bendición de Yves Saint Laurent. Habían videos de los desfiles de Jacqueline en Paris, portadas de revistas y artículos sobre la que consiguió ser nombrada una de las mujeres mas elegantes de la historia y de París.

 

Jacqueline nació con un “savoir faire” indescriptible, el cuello de cisne seguido de una esbelta silueta, y esos rasgos exóticos y marcados hacian de ella una persona con la que te quedabas anonadada por su belleza y maneras. Sin olvidar que Jacqueline fue la que descubrió al gran diseñador de hoy en día Valentino.

 

La historia fue la siguiente, un amigo de Jacqueline le pidió que si podía trabajar en su estudio de París. y ella aceptando la oferta un día le dijo: ”No sé cómo dibujar mis creaciones de una manera elegante.” Y él le contestó: “Pues tengo un ilustrador italiano que estaría encantado de ganar un poco más de dinero después de su trabajo y hacer esos dibujos para usted”. 

 

Jacqueline adoraba las ocasiones en la que tenía que acudir a las legendarias fiestas de disfraces de su amigo mexicano  Charlie de Beistegui, donde sus  asistentes vestían de manera glamurosa y teatral; allí, Jacqueline de Ribes sobresalía. En la exposición podemos ver una sala dónde solo hay parte de estos vestidos, y donde en una de las paredes se proyecta a Jacqueline con Salvador Dalí.

 

Es una exposición llena de color, de elegancia, de riqueza en los tejidos, pero sobre muestra toda una vida, la vida de Jacqueline. A través del recorrido puedes sentir lo que sería llevar esos vestidos, casi puedes tocarlos, y casi puedes sentir su olor primaveral, o el escalofrío de semejantes maravillas.

By | 2017-05-31T12:12:32+00:00 16 de Marzo de 2016|

About the Author:

Deje su comentario