Fairy Tale Fashion

Inicio/FASHION/Tendencias/Fairy Tale Fashion

Fairy Tale Fashion

Texto por Adrian de Banville, colaborador fashionalistas.

Muchos dirían que la moda es cosa de sueños. Se trata de transmitir, a través del diseño y la estética, un universo creativo característico; una visión de la mujer onírica e idónea. Por esa razón, los nexos entre la moda y los cuentos de hadas no son sólo un capricho surrealista de diseñadores fantasiosos, sino una verdadera fuente de inspiración para éstos. Los cuentos de hadas son una parte íntima de nuestra infancia, y resuscitar aquellos relatos para canalizarlos en un vestido es una tarea difícil mas inspiradora.

exposicion-FIT

Es por esto que el FIT (Fashion Institute of Technology) de Nueva York decidió presentar en su museo una mirada cruzada entre el mundo de la moda y el que crearan Charles Perrault, los hermanos Grimm o Hans Christian Andersen. A través de esta exposición, el espectador pasa, de cuento en cuento, de personaje a personaje, a descubrir la manera en que los diseñadores interpretan la fantasía para hacerla realidad bajo la forma de una prenda, con todas las restricciones materiales que ello implica. Asimismo, la exposición se propone retratar la diversidad de dichas interpretaciones: en la primera sala, cuatro lujosas caperuzas rojas se cortejan entre sí. El modelo de Rei Kawakubo para Comme des Garçons es especialmente interesante: las grandes proporciones de la capucha puntiaguda se mezclan con una textura innovadora, que le da a la prenda un aspecto rígido y original. En la parte dedicada a Alicia en el País de las Maravillas, un minivestido de Dolce & Gabbana con llaves bordadas recuerdan sutilmente este leitmotiv del relato de Lewis Carrol.

El equipo organizador del FIT también se impuso el desafío de yuxtaponer modelos contemporáneas con trajes “históricos” del principio del siglo XX, e incluso más antiguos. Un ejemplo elocuente es aquel del vestido a la francesa de la segunda mitad del siglo XVIII, cuyos estampados de piel de jaguar presentan un detalle sorprendente para la época, que bien hubiera podido vestir Bella de La Bella y la Bestia. Otros atuendos, mucho más actuales, como aquel vestido de Giles Deacon con hoyos rodeados de un halo gris evocando los harapos de La Cenicienta, son el reflejo de una visión audaz del diseñador, quien se propone hacer de lo poco atractivo un objeto de lujo, y con ello una nueva idea de la belleza.

Es preciso decir, sin embargo, que aunque la selección meticulosa de los modelos para la exposición fue escrupulosa y muy acertada, la estructura de ésta resulta algo predecible. La clasificación de los modelos por cuentos no dejaba lugar para muchas sorpresas, y las referencias un poco literales a tal personaje, limitaban en algunos casos la imaginación del público, muy influenciado por las películas de Disney. Aún así, la combinación ecléctica de trajes pop (véase el vestido de Jeremy Scott con impresiones multicolores de garras) con estéticas más reminiscientes de la alta costura (la cola del traje de noche de Jean-Louis Sabaji recordando la espuma del mar del que sale La Sirenita para conquistar a su príncipe) consigue despertar el interés de forma más elocuente que la escénografía, muy clásica y minimalista.

unnamed-5

En resumen, se trata de exposición para volver a su infancia, a un mundo donde princesas, lobos y hadas malas desvelan caras nuevas e inesperadas, que alborotan nuestra imaginación y nos recuerdan el poder de la moda para apropiarse del imaginario colectivo. ¿Se acabará el cuento aquí? Esperemos que no…

By | 2017-05-31T12:12:32+00:00 15 de Abril de 2016|

About the Author:

Adrian es editor y estudiante radicado en París. Crecido entre la capital francesa y Centroamérica, publica también artículos para ODDA Magazine. Sus temas de predilección son la moda masculina, el arte, la literatura y el cine. Se orienta hacia una carrera en la administración cultural, y está realizando actualmente una pasantía en este ámbito, en Nueva York. Adrian disfruta mucho los museos, las nuevas experiencias culinarias así como los viajes por el mundo.

Deje su comentario