ESPAÑOLES EN NUEVA YORK

Inicio/FASHION/Pasarela/ESPAÑOLES EN NUEVA YORK

ESPAÑOLES EN NUEVA YORK

Siempre se ha dicho que la moda viene de fuera, que España es un país receptor de vanguardias. Milán, París, Londres o Nueva York han sido nuestros emisores, aquellas urbes catalizadoras de tendencias, ciudades que nos enseñaban a elegir las prendas que iban a ocupar nuestro armario cada temporada.

 

Es cierto que la situación y la moda no han cambiado mucho. Estas ciudades siguen siendo las que llevan la voz cantante en el pret-a-portêr, pero no somos concientes de que ahora un pequeño porcentaje de nuestro país forma parte de ese pasarelas que marcan tendencias.

 

Hace tiempo que Custo Dalmau forma parte de la gran familia que es la Mercedes Benz New York Fashion Week, desde 1997 para ser exactos,  pero ya no esta solo. Bajo el claim “La vida es chula”, Desigual se estrenó esta temporada en la gran manzana.

 

La firma barcelonesa rompió todos los moldes bajo una atmosfera decididamente Desigual. Presentó una colección con colores estampados, flores y mucho minivestido. Una revisión del Saint Tropez de los 70 en la que las modelos bailaban sobre la pasarela, lanzaban besos o chocaban sus manos para darse el relevo. Un desfile  con esencia Desigual.

 

El 7 de septiembre fue el turno de Pedro del Hierro,  el buque insignia del grupo Cortefiel. Carmen March, su directora creativa quiso dar una lección de hispanidad, y presento una colección llena de lunares, volates y capas, diez modelos inspirados en el pintor Mariano Fortuny. Un guiño a lo español pero pensada para un público global al tanto de las nuevas tendencias.

 

Josep Fonts, a cargo de la firma Delpozo, fue el último en mostrar sus propuestas. Nos presentó una colección que Vogue  ha calificado como ‘costura a la antigua usanza’. Entre miles de pliegues expuso una mezcla equilibrada de arquitectura orgánica y delicadeza femenina victoriana, jugando con crudos y malvas que se contrastan con fluor. Un diseñador que comienza a tener admiradoras al otro del océano, como Olivia Palermo, que no quiso perderse su desfile.

 

Este es un indicador más de que estamos ante un paso histórico en lo que a moda española se refiere, porque como afirma Custo Dalmau “El hecho de que vengan más creadores españoles a desfilar a Nueva York da más valoración a la moda española. Mira el caso de los italianos, hacen imagen de marca juntos, se les considera”.

 

 Texto por Víctor Aguado.

 

By | 2017-05-31T12:12:47+00:00 18 de Septiembre de 2013|

About the Author:

Deje su comentario