Diana es Twiggy, Penélope Tree y Versuschka

Inicio/FASHION/Pasarela/Diana es Twiggy, Penélope Tree y Versuschka

Diana es Twiggy, Penélope Tree y Versuschka

Como decía Mario Ximenez en su crónica sobre el día de ayer ‘Juan Vidal se enamoró de una tal Mary. Desde entonces, le ha sido infiel con un sinfín de mujeres llamadas Eva, Odile, Kittie, Candela, Victoria y Marguerite’.

 

Siguiendo este patrón, Vidal ha querido demostrar que sus creaciones están pensadas para la mujer de hoy. Una señorita con nombre y apellidos, que podría llamarse de cualquier forma, que podría vivir en cualquier lugar, pero que siempre, tiene una historia que contar.

 

Enero de 2014 ha sido el año de Diana –no, Lady Di no-. Se trata de una Diana femenina, agresiva y sensual. Una mujer que bebe de un sinfín de inspiraciones, y se convierte en una amalgama de tan dispersos conceptos, que parecen perderse dentro de universos que nada tiene que ver, pero que –no sabemos cómo- casan perfectamente.

 

Se trata de una mujer tan natural e intuitiva que se vuelve una pieza más de nuestro imaginario colectivo, como si siempre hubiéramos tenido en cuenta a una mujer que sabe combinar la seda con el punto, que tiñe el visón con naranjas y fucsias, que parte de los cortes clásicos, y aún así parece llevar la vanguardia como forma de vida.

 

Esta es el resultado de ,como decíamos, un mix de inspiraciones y conceptos que empiezan con la obra surrealista de Victor Brauner, con figuras zoomórficas e imágenes supersticiosas. Chamanes indios y guiñas espirituales. Grupos musicales afrobeat de los 70’s y las melodías de The Doors. Porque el diseñador sabe jugar con una nostalgia bien entendida que sirve como filtro entre tanta historia y libros de arte.

 

Diana es Twiggy, Penélope Tree y Versuschka al mismo tiempo. Un juego de identidad para una mujer femenina, que se viste de la cabeza a los pies. Una mujer con sombrero.

By | 2016-03-30T09:59:03+00:00 18 de Febrero de 2014|

About the Author:

Deje su comentario