DEL RENACIMIENTO A LA CULTURA DE MASAS: LA NUEVA KITTIE

Inicio/FASHION/Pasarela/DEL RENACIMIENTO A LA CULTURA DE MASAS: LA NUEVA KITTIE

DEL RENACIMIENTO A LA CULTURA DE MASAS: LA NUEVA KITTIE

Azul oscuro casi negro. Enigmática y mística, Juan Vidal crea a Odile, una mujer convertida en cisne que sobrevuela la austeridad y su vestimenta refleja pinceladas del Renacimiento y la época Victoriana. Los encajes, desordenados, invaden sutilmente el cuerpo y los corchetes lo cierran de forma estructurada.

 

 

Una visión muy personal del estilo Batcaver, subcultura gótica que nada tiene que ver con la armonía pueril de una Hello Kittie!!  tratada con perversa indiscreción que ironiza la estética a la que pertenece.

 

En esta edición, Juan Vidal viste la pasarela de globos blancos, marco perfecto para una acentuada contradicción: la mujer que Pasolini representó en su cine desfila atemporal en la época más iconoclasta de la cultura de masas.

 

 

Inocencia, frescura y diversión enlazan desconcertantes con cierta madurez sexual en la construcción de muchas de las piezas de tan esperada colección del diseñador eldense.

 

 

Fresas y regaliz impregnan un estilo decididamente naïf salpicado de detalles al filo de lo perverso. Lo dulce deja de ser sólo eso para ser también voluptuoso.

 

 

Ligera organza, guipur o napa componen una colección cuya paleta cromática queda reducida a tres colores: rosa, blanco y negro dan la bienvenida a la nueva Kittie.

 

Fotografía por Álvaro Martínez Rodríguez.

By | 2017-05-31T12:12:50+00:00 13 de Septiembre de 2011|

About the Author:

2 Comentarios

  1. Patricia is blogging 14 Septiembre 2011 en 15:01

    Fenomenal colección, fenomenal texto y fenomenales imágenes.

    Bs

  2. de piel 17 Septiembre 2011 en 18:19

    Muy buena colección, las imagenes están muy bien pero el texto es increible, podría ir el post casi sin imágenes. Me quedo con esta frase : “Los encajes, desordenados, invaden sutilmente el cuerpo y los corchetes lo cierran de forma estructurada.”

    bs

Deje su comentario