Charles James y los MET, bien

Inicio/WHAT'S HOT/Flash internacional/Charles James y los MET, bien

Charles James y los MET, bien

Style.com ya lo sabía. Minutos antes de que empezara la gala  de los MET este site proponía en Twitter una acción colectiva bastante irónica: ‘Haz retuit si conoces a Charles James’. Y es que el Museo Metropolitan de Nueva York homenajeaba ayer al primer couturier americano que al parecer nadie conocía.

 +

De Charles James se dicen muchas cosas ahora que Wintour decide ensalzar su figura. Dicen que fue el Einsten de la moda, un maestro para Christian Dior y el precursor de lo que luego se conoció como el New Look.

+

Dicen que era inflexible, seleccionaba a cada una de sus clientas y se ganó la admiración de maestras como Diana Vreeland, Marlene Dietrich, e incluso Coco Chanel. Una leyenda que abanderaba el glamour femenino y el romanticismo de posguerra.

 +

El dress code

+

Ayer esperábamos todo un despliegue de mujeres interpretando a la alta sociedad americana de los años 40. Metros y metros de tela, faldas con volúmenes imposibles, capas y cinturas de avispa. Pero como con toda invitación que exige un dress code, uno se plantea dos opciones: seguirlo o no seguirlo.

 +

Parece ser que las asistentes o no conocían la figura que se homenajeaba, o habían decidido saltarse el dress code. Bien por ellas, perdieron la oportunidad de vivir por una horas lo que fue disfrutar de un vestido confeccionado en París en la posguerra. Perdieron la oportunidad de jugar con la opulencia sin ser tachadas de derrochadoras y maleducadas, de sentirse como una mujercita en su puesta de largo.

Por suerte – al menos para nosotros- hubo quién no quiso saltarse los dictados de la fiesta o quiso informarse, y vestir con el glamour que hace tiempo dejó de existir. Vivió de nuevo el esplendor de la Alta Costura, aquella época donde los vestidos largos tenían más cabida que la de bodas.

+

Así que solo nos queda decir una cosa, un veredicto: Bien por Sarah Jessica Parker, que apareció con un Oscar de la Renta que quitaba el aliento y levantaba envidias;bien por Karolina Kurnikova que supo rendir tributo al maestro costurero con un Marchesa encantadoramente excesivo o las hermanas Olsen que se decantaron por los diseños vintage.

+

Bien por ellas, bien por su elección, bien por el trabajo de De la Renta y Zac Posen, y bien por saber jugar a los dictámenes del la anfitriona de la fiesta. 

+

Fotos por Vogue.es
By | 2017-05-31T12:12:45+00:00 6 de Mayo de 2014|

About the Author:

Deje su comentario